Lunes 23 de marzo de 2020 | Hogar | 29 Visitas

Tipos de encimeras de cocina.

Tipos de encimeras de cocina.
1

Los tipos de encimeras de cocina disponibles en el mercado son muy abundantes. Los actuales diseños y acabados son visualmente muy espectaculares, sin embargo, tanto las piedras más tradicionales como las más novedosas amplían su catálogo a un sinfín de posibilidades.

En este post os mostraremos varios tipos de encimeras de cocina. Desde piedras naturales como mármol, granito y esteatita hasta otros como cuarzo, laminada, madera, cristal, acero inoxidable, hormigón y azulejo.

Encimera de madera
Uno de los materiales de toda la vida que se resiste a desaparecer debido a su aceptable coste y a su extraordinaria calidez. Aunque no son las más adecuadas para soportar el calor, los golpes, los arañazos o la humedad, lo cierto es que el lijado y sellado periódicos puede alargar su vida por mucho tiempo.

Encimera laminada o aglomerada
Las postformadas son más extendidas debido a su precio sin competencia. Su melamina exterior es capaz de imitar otros materiales más nobles, aunque va perdiendo color. Es esencial que se instalen correctamente para evitar que la humedad llegue a su interior. Tampoco se comportan muy bien frente al calor.

Encimera de mármol
Exclusividad y elegancia son dos de las características de las cocinas que apuestan por este material. Aunque su aplicación ha perdido empuje a favor de opciones más económicas y más fáciles de mantener, dado que estas encimeras exigen cuidados periódicos, su resistencia y belleza las hace muy atractivas.

Encimera de cuarzo
Este material compacto supuso una verdadera revolución. Su versatilidad y sus posibilidades cromáticas son capaces de satisfacer las demandas de diseño más complicadas. Soportan bien los golpes y son fáciles de mantener. Su gran fallo es que son menos resistentes a las altas temperaturas que otras superficies.

Encimera de granito
Una piedra natural algo más asequible que gana puntos gracias a su fácil limpieza y a su resistencia a los arañazos y a las temperaturas. Uno de los inconvenientes de estas encimeras es que su aspecto resulta algo más tosco y su carta de colores algo más acotada. En cualquier caso, se trata de una encimera para toda la vida.

Encimera de esteatita
Es una de las encimeras menos conocidas, pero en cuestión de resistencia tiene poco que envidiar al mármol o al granito. De hecho, suele ser más cara. Es una alternativa interesante si se busca una superficie oscura, dado que sus tonos se mueven entre el gris y el negro con vetas, y se quieren evitar a toda costa las manchas.

Encimera de azulejos
Alicatar una encimera supone un ahorro considerable, además de darnos innumerables posibilidades de personalización. Dan buenos resultados frente al calor y los arañazos, y ante una rotura o desperfecto, es tan sencillo como sustituir el azulejo. Las juntas deben limpiarse regularmente para que no acumulen bacterias.

Encimera de acero inoxidable
Su uso intensivo en restaurantes demostró su gran resistencia a todos los factores, menos a los arañazos, que son difíciles de disimular. Su brillo metálico entró con fuerza en las cocinas particulares de aire industrial. Su limpieza es sencilla y las manchas no penetran, pero su precio es bastante alto.

Encimera de hormigón o cemento
Son una opción realmente económica, aunque solo apta para determinados estilos decorativos que no exijan demasiado diseño. Es posible cubrir una superficie preexistente, por ejemplo, de azulejos o laminada, aplicando una capa de concreto, o bien construir una ayudándonos de un molde de madera.

Encimera de cristal o vidrio
Muchas cocinas complementa su office con un sobre de cristal elevado. Con el tiempo este material se ha trasladado a la encimera, ya sea superpuesto o como un todo. Hay vidrio opaco, transparente o con dibujos, e incluso, ejemplos retroiluminados que convierten la cocina en un espacio futurista.

Tipos de encimeras de cocina.
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.