Jueves 1 de agosto de 2019 | Finanzas | 127 Visitas

¿Qué ha cambiado con la nueva Ley Hipotecaria?

¿Qué ha cambiado con la nueva Ley Hipotecaria?
1

El pasado 16 de junio entró en vigor la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, más conocida como Ley Hipotecaria. La nueva norma ha introducido varios cambios a nivel de funcionamiento en la venta de hipotecas como en la forma de comunicar este tipo de préstamos. Los principales cambios son:


El nuevo reparto de gastos en la formalización de los préstamos es más equitativo, el cliente ahora solo pagará la tasación y el banco será quien tenga que asumir los costes de gestoría, notaria y de registro. 

El cliente tendrá que visitar dos veces al Notario, la primera será sin el banco por lo que podrá preguntarle todas las dudas que tenga. Antes de visitar al Notario por segunda vez, el cliente tendrá en su poder durante 10 días la FEIN (Ficha Europea de Información Normalizada). En este documento, la entidad bancaria debe presentar al cliente la oferta vinculante de su préstamo. La información debe ser clara y comprensible para que el cliente pueda comparar esta oferta con la de otras entidades. La información de la FEIN debe ayudar al consumidor a conocer todos los detalles de su préstamo y poder evaluar su oferta. 

El cliente dispondrá de la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE). En este documento se informará al cliente sobre cláusulas o aspectos relevantes para fijar el tipo de interés que aplique en cada caso puntual.  

Es muy importante que el fututo hipotecado se familiarice con estas palabras porque ahora tendrá que visitar dos veces al notario y este le hará un test para analizar cuánto sabe de su préstamo con el fin de cerciorarse de si el cliente es consciente de que sabe lo que va a firmar con el banco. 

Subrogación
En la nueva norma cobran relevancia otros conceptos ya conocidos, pero poco utilizados hasta este momento. De esta manera, los ciudadanos tendrán ahora más fácil la subrogación de su préstamo hipotecario. Subrogar la hipoteca consiste en cambiarla de banco, un hecho que siempre ha sido legal, pero con la nueva ley además será gratis. Siempre y cuando no se haga en los tres primeros años de vida del préstamo, entonces tendrá una comisión del 0,15%.

Novación
Este hecho consiste en cambiar las condiciones del préstamo, pero sin cambiar de entidad. De esta manera, el hipotecado negocia con su banco unas mejores condiciones para su hipoteca. 

La nueva Ley prohíbe las vinculaciones, pero eso no significa que las entidades ofrezcan productos a sus clientes y a cambio les apliquen algunas bonificaciones.  Las entidades podrán aplicar alguna rebaja en el TIN si el cliente contrata con ellos por ejemplo un seguro de hogar. Eso sí, la nueva norma establece que al año el cliente podrá cambiar el seguro a otra aseguradora sin perder esta bonificación. 

Comprobar la solvencia del cliente antes de concederle el préstamo será una de las nuevas obligaciones del banco. Para ello, la entidad financiera analizará su situación laboral, sus ingresos presentes y futuros, así como sus activos, ahorros y gastos. Además, el banco deberá consultar el historial crediticio del cliente acudiendo a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.