Lunes 10 de febrero de 2020 | Hogar | 78 Visitas

Vivienda domótica, ¿si o no? Analizamos los pros y los contras.

Vivienda domótica, ¿si o no?  Analizamos los pros y los contras.
1

Antes de tomar ésta decisión, comenzaremos por el paso básico, ¿Qué es la domótica?: son los sistemas que automatizan una vivienda o edificación, aportando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación, y que pueden estar integrados por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas, y cuyo control se puede realizar desde dentro y fuera del hogar. De ésta definición sacamos la primera conclusión, la domótica facilita la gestión integrada de los diferentes dispositivos del hogar: la iluminación, los toldos y persianas, la calefacción, el aire acondicionado, los sistemas de riego, los sistemas de seguridad, etc.

En definitiva, la domótica contribuye a aumentar nuestra calidad de vida, hace más versátil la distribución de la casa, cambia las condiciones ambientales creando diferentes escenas predefinidas, y consigue que la vivienda sea más funcional al permitir desarrollar facetas domésticas, profesionales y de ocio bajo un mismo techo.

Pero como casi todo en la vida, tiene sus pros y sus contras, y es lo que vamos a analizar para saber si es conveniente o no instalar domótica en tu hogar.

Ventajas de la domótica

Ahorro de energía. La domótica gestiona elementos de control que contribuyen al ahorro de agua, luz, gas. Es decir, podemos programar todos los aparatos para que se enciendan o apaguen en el momento necesario. El control domótico de la iluminación y climatización controla la gestión del 70% del consumo energético. Es posible garantizar que todas las luces de la vivienda estén apagadas y que la temperatura de referencia de la climatización esté en modo ahorro cuando no haya nadie en la casa. Al ir a dormir se automatiza el apagado de luces y persianas y el cambio a la temperatura de referencia para la noche. La detección de presencia o no en cada zona de la vivienda puede activar otras políticas de ahorro. Lo que produce efectos en la economía doméstica y contribuye a ser más ecológicos.

Seguridad. Otra de sus ventajas importantes es el poder detectar incendios, intrusos, fugas de gas o un escape de agua. Puedes ver todo lo que pasa desde cualquier lugar a través de cámaras y simular presencia con el encendido y apagado de luces a distancia.

Comunicación. Es necesario establecer una correcta comunicación entre personas y vivienda. Las nuevas tecnologías e Internet forman parte natural de la domótica y se convierten en herramientas intuitivas y prácticas. Incluso el reconocimiento de voz o de movimientos corporales puede convertirse en un canal de comunicación con nuestra casa. Con todos estos elementos la vivienda puede interactuar con las personas mediante los elementos domóticos de la instalación, mensajes de texto, correos electrónicos y llamadas de voz.

Comodidad. Se facilitan mucho las tareas a realizar en nuestros hogares, y puedes hacer muchas acciones cómodamente desde una pantalla.

Bienestar. A través de la domótica, podremos realizar el cierre automático de las persianas, detectando la cantidad de luz solar que entra en las habitaciones o el viento que hace; controlar el grado de luminosidad en las diferentes estancias y poder dirigir los diferentes ambientes de la vivienda.

Teleasistencia. El sistema consta de un conjunto de sensores que monitoriza los hábitos de vida del usuario como por ejemplo, el tiempo que permanece en la cama , baño, toma de medicamentos. Los parámetros obtenidos por esos sensores configuran un perfil que se almacena en un servidor central supervisado por profesionales sociosanitarios las 24 horas del día.

Desventajas de la domótica

Costo inicial. El precio de la instalación domótica es aún muy elevado. La inversión inicial que se debe hacer es muy importante, pues hay que cablear todo el hogar.

Mantenimiento. En el caso de que se produzca algún tipo de avería, el arreglo de la misma puede ser complejo y costoso. Además de esto, es posible que se bloquee una parte importante del sistema y más funciones queden anuladas. Por lo tanto, el coste de cualquier tipo de avería puede llegar a ser muy elevado.

Velocidad de transmisión de datos. Dependiendo de la cantidad de sistemas que se tengan conectados, al transferir una gran cantidad de datos, la red puede congestionarse y disminuir la velocidad de transmisión, provocando la ralentización de las funciones.

Conexión en anillo. Cuando la información se conecta en forma de anillo, se puede producir cierto retraso que también dependerá del número de puntos que estén conectados a la red, lo que da poca fiabilidad al sistema.

Teniendo en cuenta los pros y contras comentados anteriormente, dejamos a criterio de cada uno de los lectores de este post si son más los beneficios que los inconvenientes de utilizar un sistema domótico en la vivienda. En Pisos And Co. lo tenemos claro, creemos que merece la pena, y que los beneficios superan a los inconvenientes.

Vivienda domótica, ¿si o no? Analizamos los pros y los contras.
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.