Viernes 25 de enero de 2019 | Hogar | 326 Visitas

Gas natural en comunidades de vecinos ¿Cuantos votos se necesitan para aprobar la instalación?

Gas natural en comunidades de vecinos ¿Cuantos votos se necesitan para aprobar la instalación?
1

El gas natural es una de las opciones más interesantes y económicas para suministrar energía a las instalaciones de agua caliente y a las calefacciones. El proceso para instalar el gas en una comunidad de propietarios es sencillo, pero requiere a su vez el consenso de una parte importante de los vecinos.

Son las distribuidoras las encargadas de realizar todos los trámites necesarios, además de la instalación, por lo que una vez tomada la decisión de renovar la instalación y dar de alta el gas en una comunidad de vecinos, el primer paso será contactar con dicha distribuidora y solicitar el cambio.

Ante la idea de instalar el gas en una comunidad de vecinos, el primer paso es convocar una junta donde exponer la situación. Según la Ley de Propiedad Horizontal, para que la instalación pueda llevarse a cabo es necesario contar con la aprobación de 1/3 de los vecinos de la comunidad, y que además entre todos ellos supongan un mínimo de 1/3 de las cuotas de participación.

Teniendo los votos a favor de un tercio del total de propietarios, podrá llevarse a cabo la instalación de gas, pero los costes derivados de este proceso, tanto la instalación como el mantenimiento, no tendrán efecto sobre los propietarios que hubiesen votado en contra. Del mismo modo, estos propietarios no podrán hacer uso y disfrute de las nuevas instalaciones, y, de querer hacerlo en el futuro, deberán abonar el importe correspondiente también a su instalación actualizado y con el interés concreto aplicado.

Para iniciar el proceso de la instalación, habrá que contactar con la distribuidora para que ofrezca un presupuesto detallado acerca de la misma, incluyendo el enganche de la acometida del gas natural. También será la distribuidora la encargada de proporcionar el Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), de modo que la comunidad pueda seleccionar posteriormente la tarifa que más se ajuste a sus necesidades a través de una comercializadora.

Documentación y requisitos necesarios
Una comunidad de propietarios que se encuentre en situación de querer instalar gas natural, deberá presentar una serie de documentación para darlo de alta de forma legal. En este punto, será la comercializadora la encargada de realizar la gestión de alta del suministro. Los datos requeridos por las empresas comercializadoras para llevar a cabo el alta, son:

Datos personales del titular del suministro, incluyendo su número de DNI.
Documento legal que demuestre que entre el titular y la comunidad de viviendas existe la relación adecuada.
El Número CUPS proporcionado por la distribuidora en el momento de realizar la instalación de gas.
Un número de cuenta bancaria donde la comercializadora podrá domiciliar los recibos del gas.
Una vez presentada toda la documentación, solo tendrán que pasar algunos días para que el alta esté correctamente registrada y comience en la comunidad el suministro de gas natural para todas las viviendas requeridas.

¿Cuál es el coste de esta instalación?
El coste de la instalación del gas natural es variable dependiendo de cada comunidad y de la distribuidora. No es posible definir un precio exacto, por lo que lo más aconsejable para la comunidad es pedir varios presupuestos donde se detallen todas las obras a realizar y cualquier otro punto a tener en cuenta. Además, es conveniente saber que dicho coste puede verse reducido mediante subvenciones y descuentos ofrecidas en muchos casos por las empresas instaladores para renovar las instalaciones y cambiarlas por otras más eficientes, lo que a la larga tendrá importantes beneficios a todos los niveles.

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.