Viernes 26 de febrero de 2021 | Hogar | 575 Visitas

¿Cuál es la mejor orientación de una vivienda?

¿Cuál es la mejor orientación de una vivienda?
1

A la hora de elegir una vivienda, ya sea para comprar o para alquilar, hay que tener en cuenta diversos factores y resulta conveniente no pasar ninguno por alto. La ubicación, la altura, el número de habitaciones, la distribución, la calidad de los materiales… El listado es muy largo y, a veces, consigue que no se preste la atención necesaria a la orientación de la casa.

¿Por qué es importante la orientación de una vivienda?
La orientación de una casa debería ser uno de los aspectos imprescindibles a valorar, principalmente porque no se puede modificar haciendo una reforma o eligiendo una decoración diferente.

La posición de una vivienda y el punto cardinal hacia el que mira influyen en detalles como:

La cantidad de horas de luz que recibe a lo largo de una jornada.
El momento del día en que el sol entra por las ventanas.
La temperatura en las diferentes estaciones del año.
El consumo energético necesario para calentar la casa en invierno o refrescarla en verano.
Características de los diferentes tipos de orientación de una vivienda
Las cualidades de una vivienda varían dependiendo de hacia dónde esté orientada la construcción. Como suele suceder, todas tienen ventajas e inconvenientes que se deben valorar en función de las necesidades de cada familia.

Viviendas con orientación al sur
La orientación sur destaca por la gran cantidad de luz que ofrece durante todo el año, algo que la convierte en la favorita de muchos.

Sus principales ventajas son:

Ofrece iluminación natural.
Se necesita menos calefacción durante el invierno.
Es la mejor orientación para disfrutar de un jardínque, además, ayude a bajar la temperatura en el interior durante las temporadas cálidas.

Las desventajas más destacadas son:

Al recibir luz directa en las horas centrales del día necesitan un mayor gasto en aire acondicionado durante el verano.
Los estores, los toldos o las ventanas con cristales de control solar resultan imprescindibles.
Esta orientación es muy adecuada para las viviendas ubicadas en el norte de la península o, si hablamos de la distribución interior, para los dormitorios y el salón.

Viviendas con orientación al norte
Perfecta para viviendas situadas en el sur de España, donde el calor puede llegar a ser extremo, la orientación norte se caracteriza por recibir luz natural en las primeras y últimas horas del día durante los meses de verano.

Los principales aspectos a favor son:

Las estancias se mantienen frescas.
El nivel de luz permanece estable durante todo el día.

Entre los factores en contra destacan:

Reciben poca luz.
Son viviendas frías.
Aumentan el gasto energético tanto en luz como en calefacción.
Si hablamos del interior de la vivienda, la orientación al norte es adecuada para la cocina o un despacho.

Viviendas con orientación al este
Otra de las favoritas de los compradores, la orientación este ofrece luz natural desde el amanecer hasta el mediodía durante todo el año. El hecho de que el sol no incida directamente durante las horas de más calor la convierte en una buena elección para viviendas en zonas muy calurosas. Si hablamos de estancias, es la orientación ideal para un salón.

Los pros de una vivienda que mira al este son:

No se generan temperaturas muy altas.
El calor se acumula durante la mañana y se va liberando durante la tarde.
El gasto energético disminuye.

Entre los aspectos negativos encontramos:

Poca luz natural durante la tarde.
Necesidad de toldos y cortinas para mitigar los efectos del sol por la mañana.

Viviendas con orientación al oeste
Las características de la orientación oeste son contrarias a las que ofrece el este: se disfruta de luz natural desde el mediodía hasta el atardecer. Debido a que el sol impacta directamente durante las horas de más calor, las viviendas que miran al oeste son adecuadas para climas fríos.

La principal ventaja de esta orientación es que en invierno las casas se mantienen con una temperatura agradable, sin necesitar un gasto elevado en calefacción.

Las desventajas más destacables son:

Exceso de calor durante las tardes que, al acumularse, puede provocar noches excesivamente cálidas en las que cueste conciliar el sueño.
Gasto elevado en aire acondicionado durante los meses de verano.
Las cocinas y los cuartos de baño son las estancias que mejor aprovechan la orientación hacia el oeste.

 

*Post de aedashomes.com

 

¿Cuál es la mejor orientación de una vivienda?
Pon tus datos y te llamamos: